PORTELL s. XVIII (Roque Alberto Faci)                                                              www.portell.tk


 

ANY

REFERÈNCIA BIBLIOGRÀFICA

 
   
 

Fr. Roque Alberto FACI,

Aragón. Reyno de Christo y Dote de Maria Santissima.

Volum I (parts 1 i 2)

 

1739-1750

Llibre d'un eclesiàstic que fa revisió dels llocs de culte més importants d'Aragó. Es un llibre en quatre parts, les dues primeres publicades en 1739 i les altres dues en 1750. Deixant de banda la gran càrrega religiosa, trobem moltes coses interessants, fets registrats en els arxius d'algunes d'aquestes ermites i també, llibres més antics dels que treu informació. Com a curiositat, dir que fa una rèplica molt llarga i virulenta a una publicació anònima que gosa dir que l'emita i mare de déu de Vallivana són més antigues que les del Pilar de Saragossa. No trobem res sobre Portell però sí de la majoria dels pobles del voltant, sobretot els d'Aragó, però també algun personatge de la nostra comarca.

<<SSmo. MYSTERIO DEL LUGAR DE AGUAVIVA. Año 1475. En 23 de Junio. [...]>> (pàg.15 de la 1ª part)

<<N.ª S.ª DEL CID (ANTES DEL ALVA) EN LOS TERMINOS DE LA VILLA DE IGLESUELA. La India Occidental, quando esclava, servía a sus falsos Dioses; sacava de sus minas, con tanta veneración, el oro que creyó, tenía alguna Divinidad: tan ciega era ya entonces la avaricia; mejor oro te halló en el Castillo del Cid, quando se logró la Aparición de N. Sa. del Cid; y si, como dispone el Jurisconsulto se consagra el campo, enterrandose en él alguno, aunque sea esclavo; quan Sagrado y consagrado quedaría el campo del Cid, enterrada allí por la piedad antigua, la Imagen de N. Sa. del Cid? Cuya Relación doy aquí abreviada: Llamase assí la Imagen, por aver sido su Aparición cerca del Castillo llamado del Cid, donde (se dize) estuvo dicho Capitán, y fundó, o renovó dicho Castillo, venerando a esta S. Imagen; antiguamente (dizen) se llamó N. Sa. del Alva, aunque sea leve el fundamento, siendo tan proprio esse título de la mejor Estrella, no ay razón para disputárselo.

En dicho sitio, y Castillo del Cid (en los términos de la Villa de Iglesuela, situada en lo alto de Aragón, y Baylía de Cantavieja) un remedo del monte Sion, pues visto aquel, y leído este en Adricomio Delfo, se hallará ser casi el mismo. Es el del Cid una Atalaya elevada sobre una peña cortada, y como ángulo, que divide Aragón de Valencia; y si tiene Sion varias cuevas peregrinas, las de aquel monte, y vezinos, tienen tan grandes, y en ellas se een tantas maravillas de la naturaleza, que si el P. Quinquer las huviera sabido, o visto, huviera abultado mucho su "Mundo Subterraneo". La Tradición antigua afirma que en el campo vezino al Castillo del Cid (distante de la Iglesuela una media legua) arava un Labrador con una junta de Toros, y ocurriendo a la reja algún embarazo, se arrodillaron los brutos, y creyendo era descuido de estos, los animó con el aguijón; pero no moviéndose, sacando arado y tierra de el sitio, alló la Imagen de N. Sa. con su Hijo en los brazos, y en el rostro de este, una cisurilla, que avia hecho la reja; alegre con el hallazgo, dio noticia a la Villa, que devota adoró a la que avia de ser su Patrona, y colocó en sitio decente, consagrandola luego Templo en aquel dichoso campo; ignórase en qué persecución se escondió aquí dicha Imagen, solo consta ser su sitio muy antiguo, como se vee por varias monedas antiguas, que aquí se han hallado. Es la Imagen de madera, y su olor dize ser de Enebro vero; tiene en alto tres palmos, y la de el Niño, uno; el rostro y manos de la Virgen están encarnados; los pies no se descubren; su vestido talar y dorado, y hermoseado de carmín sobre oro; el Niño viste una tuniquilla desde el cuello a los pies; su rostro y manos encarnados, y se tiene por no pequeño prodigio, el averse conservado todos los colores, libres de la humedad, en el sitio donde son tan frequentes las nieves y aguas. Madre e Hijo llevan Diadema.

Oy se visten ambas Imágenes con ricos y preciosos vestidos; su Altar y Capilla es un Cielo abreviado; su Templo muy decente, con Casa magnífica para hospedar a los devotos, que la vienen a visitar; su Sacristía con todos los ornamentos preciosos, y es tanta la devoción de Aragón y Valencia a esta S. Imagen, que hazen a ella varias Processiones con mucha devoción. Su fiesta principal se celebra en la del SS. Nombre de María con mucho concurso de toda su sierra. No ay necessidad de dilatar esta Relación, porque se espera ver en pública luz la Historia de esta S.Imagen, con todas las noticias del sitio, y su antigüedad: su Autor es el Dr. D. Alexandro Piera, natural gloria de su Patria la Iglesuela. Piera es una fuente vezina al Peloponeso; y de erudición y doctrina lo es dicho Autor, a cuyo estudio se deben tantas noticias, como el curioso verá en dicha obra, que titula "Torre de David", por ser toda de María, con su Autor. (Quando esta se imprime, es muerto dicho Autor, y se secó la fuente de su erudición. Dios le substituya alguno, que nos comunique sus aguas). Haze memoria de esta Imagen D. Gaspar la Figuera.>> (pàg.44 de la 2ª part)

<<N. S. DE MONSERRATE, EN LOS TÉRMINOS DE LA VILLA DE FORNOLES.
[...] Se unen con la Villa de Fornoles a su veneración los Pueblos siguientes: Rafales, Belmonte, Codoñera, Castelseras, Torrecilla, Valdalgorfa, Valjunquera y Valdeltormo; y en este siglo passado se agregó la Torre de Vililla. [Torrevelilla] [...]>> (pàg.45 de la 2ª part)

<<N.ª S.ª DE GRACIA, EN LOS TÉRMINOS DE LA VILLA DE LA FRESNEDA. La Villa de la Fresneda está situada no lexos del río Matarraña, que la fecunda.
[...]>> (pàg.53 de la 2ª part)

<<N.ª S.ª DE LA FUENTE, EN LA VILLA DE PEÑAROYA. La Villa de Peñaroya está situada al pie de los Puertos de Tortosa y Benifazar, en los confines de N. Reyno de Aragón con los de Cataluña y Valencia, y en un alto que domina una apacible llanura, a quien ciñe por un lado el río llamado Tasta vins, y por el otro un arroyo; a poca distancia de la Villa se unen estos en el extremo de dicha llanura, y entre estas dos aguas está el sitio dichoso, donde se venera la Milagrosa Imagen de N. Sa. de la Fuente, tomando el nombre de una, que en tiempos antiguos cubrían varios y ásperos zarzales entre unas peñas en la misma ribera del Río.
[...] que sucedería desde los años de 1232, en que la Religión de Calatrava dió la Carta de Población de Peñaroya, y confirmó N. Rey D. Jayme I, hasta los de 1291, en cuyo año Berenguer Fuster, hijo de Peñaroya, en su Testamento testificado por Pedro Savid en el mes de Noviembre dexó un pio legado de dos sueldos (valían mucho en ese tiempo) a N. Sa. de la Fuente. [...]>> (pàg.53 de la 2ª part)

<<N. S. DEL MONTE SANTO, EN EL CONVENTO DE RELIGIOSAS DE LA TERCERA ORDEN DE S. FRANCISCO, DE LA VILLA DE VILLARLUENGO EN LAS BAYLÍAS DE CANTAVIEJA.
[...] Villarluengo viene aquí en Processión tres días al año (a más de las Apariciones) y son muy devotas las solemnidaes. El 1º en el día de S. Joseph. El 2º en el Martes primero de Mayor, y se distribuye una grande limosna, en memoria de que antiguamente iva la Villa a N. Sa. de la Carrasca de Bordón, o de la Zarza de Aliaga. El 3º en el día de S. Pedro, en memoria de que antiguamente iva la misma Villa a la Hermita célebre de el S. Apóstol, que está en los términos de Montoro.>> (pàg.94 de la 2ª part)

<<N.ª S.ª DE LA ESTRELLA, EN LOS TÉRMINOS DE LA VILLA DE MOSQUERUELA. La Noble y antigua Villa de Mosqueruela está situada en los confines altosy ásperos del N. Reyno de Aragón por la parte de Valencia; fue en tiempos antiguos mayor de población que oy, como lo denotan las ruinas de muchos y dilatados edificios, y sus Arrabales formados en las entradas de ella; fue conquistada y libertada de los Moros el año 1181 por N. Rey D. Alfonso II su gloriosa Conquista fue el fin deseado de todas las del N. Reyno de Aragón, y después feliz principio de la del Reyno de Valencia, haziendola Plaza de Armas para este fin, N. Rey D. Jayme I. Fue muy privilegidada de Nuestros Reyes, y entre otros, el Rey D. Pedro IV de Aragón, para premiar su fidelidad, la confirmó el título de Villa, y la unión a la Comunidad de Teruel con tal singularidad, que no nombrandose en los Actos, Nombramientos, etc. la Villa de Mosqueruela, todo era nullo e inválido; su Iglesia Parroquial dedicada a María SSa. en su Assumpción gloriosa a los Cielos, renovada por los años de 1685, tiene toda la hermosura de moderna y su firmeza de antigua, cuya perfección se aumentó con una Torre de tres cuerpos hermosos y fuertes que se le añadió y se concluyó el año 1713. Tiene esta Iglesia fundados 27 Beneficios, y su copiosa Retoría; no se puede dezir en particular lo que encierra esta Iglesia, por la brevedad; en las cercanías de esta Villa está la Hermita que llaman el Convento de mi Señora S. Anna, fundado por D. Ramón Zahera, mediando Revelación del Cielo, como dize la inscripción antigua puesta sobre su puerta.
En el distrito de la Villa de Mosqueruela ay una Partida que antiguamente se llamó "El Castillo del Mallo" y oy del "Majo"; alinda ésta con los términos de la Villa de Villafranca en Valencia; dominavan esta partida los Moros, aún después de conquistada Mosqueruela, pues la Conquista de aquel Castillo fue posterior a la de la Villa de Morella por D. Blasco de Alagón en tiempo de N. D. Jayme I de Aragón; el valor y fidelidad de los vezinos de Mosqueruela entró por sorpresa aquel Castillo, desalojando de él a los Moros, y considerada acción tan valerosa, el Rey D. Alfonso III de Aragón hizo donación de él a la Villa de Mosqueruela, con la condición de defenderlo del furor de los Moros; consta por la Sentencia dada en favor de la Villa de Mosqueruela contra la de Villa Franca
[Vilafranca], que litigaron casi un siglo, o más, sobre la possessión de dicho término; sería esta conquista del Castillo del Mallo desde los años de 1234 hasta 1250. Pobló la Villa de Mosqueruela esta tierra con 25 casas (de estas se conervan oy 17) para segura defensa del Castillo en aquellos miserables tiempos.

En este término avía un pequeño valle cerrado de montes y tierras asperíssimas en la márgenes del Río seco, tan intrincado de boxes, pinos y otros árboles sylvestres, que era un confuso laberynto, habitación de fieras y horroroso para hombres; movido sin duda del Cielo, un Pastor comenzó a freqüentar con su ganado este áspero sitio, y un día entre lo confuso de los boxes a la sombra de un copado pino vio un grande resplandor que casi le privó de la vista; parecíale que ardían sin lessión las plantas entre sus llamas, como otra zarza de Oreb; admirando la novedad, quiso, como otro Pastor Moysés, examinar el mysterioso resplandor, y aplicando atento los ojos, vio entre tantas luces, una Celestial Matrona, (digo) la S. Imagen de María SSa. sentada, como Reyna Soberana, y con su Hijo SS. en el brazo izquierdo, y que con la mano derecha ostentava una brillante estrella; lleno de gozo Celestial, dixoa a María SSa. mil alabanzas, dándola las gracias por el favor nunca merecido, con cuya Estrella esperava, avía de lograr Mosqueruela la suya; lleno de segura esperanza en María SSa. recogió su ganado en una cueva cercana, y alentado de su fee y devoción, cargó sobre sus ombros aquella Celestial Arca, la Imagen de N. Sa. para transportarla a Mosqueruela, y enriquecerla; vino alegre hasta la mitad de la cuesta llamada del "Bosquet", donde cansado y rendido del peso dela S.Imagen, y aspereza del camino, dexándola sobre un tronco de thea allí cercano, durmió un rato, soñando sobre su felizidad; este tronco se conservó hasta los años de 1600, en que la devoción acabó con sus reliquias, por tenerlas de aquel, que fue trono de María SSa. y en memoria de este sucesso se puso aquí una Cruz, llamada "de la Virgen", y en la Processión que se haze por el mes de Mayo, se comienzan desde aquí las Vísperas solemnes en señal de gratitud de la mayor fortuna; despertó el Pastor, y no hallando l S. Imagen (que se avía ya huído al sitio primero) lleno de desconsuelo, gemía devoto, y llorava confiado; pidió perdón a N. Sa. que quizá ofendida de aversido tratada de sus manos rústicas, le avría dexado; vino al fin a dar noticia de toto el sucesso a su Patria Mosqueruela, que examinando todo lo que aquel avisava, fue en Processión a ver aquel raro prodigio que se avía visto en sus términos; al hallarla, como avía dicho el Pastor, fue adorada la S. Imagen por la devota Villa de Mosqueruela, y trasladándola de esse sitio, fue colocada en la Iglesia Parroquial; mas, como era voluntad del Altíssimo elevar aquella áspera selva a ser Parayso ameno de María SSa. desapareció la S. Imagen, y se bolvió al sitio de la Aparición, dexando la Iglesia Parroquial; hallóla segunda vez el Pastor, y la Villa la traxo en Processión hasta segunda y tercera vez; pero restituyéndose siempre al mismo sitio, conocieron, era voluntad de María SSa. ser venerada en aquel bosque; llamávase éste "El Villar de las viñas", por las que avían plantado aquí los Moros sus últimos habitadores, y oy se veen varias calzadas y gruessas paredes, que hizieron, para defender de la agua de los montes impetuosa, la tierra, que era necessaria para conservación de aquellas; algunos años después se conservaron por los Christianos, que vivieron allí; de aquí se infiere, fue esta Aparición de N. Sa. de la Estrella, al desterrarse de este sitio las obscuras sombras de los Moros, y que a impulsos de la luz de aquella Soberana Estrella María (que quedaría aquí escondida por los antiguos Católicos Aragoneses) lograron los de Mosqueruela la celebrada victoria contra los Mahometanos. Consta toda la Relación por la Tradición constante de dicha Villa.

Fabricaron los devotos, al principio, aquí, una devota Hermita; pero, como era terreno tan áspero y solitario, fue la primera devoción entibiándose, no creciendo el Templo jamás, sino antes quedando en el estado de pequeño Oratorio para dezir Missa, sin capacidad para mayor función; fue causa de esta lentitud en el culto de Maria SSa. el pleyto que pendía sobre este felicísimo sitio entre las Villas de Mosqueruela y Villafranca (solos estos pleytos pueden ser celebrados por píos); pero venciendo aquella, se fabricó aquí una Iglesia, que no excedió dos angostos arcos; en segunda renovación se añadió una Capilla para N. Sa. con Sacristía, y hermoso Retablo; año de 1584, se amplió esta pequeña Iglesia con las Capillas de S. Juan Bautista y de la S. Cruz, Torre y Campanas; pero oy se vee fabricada una Iglesia grande de tres naves con Crucero, Media naranja y Linterna; Capilla admirable de N. Sa. con su Tribuna, Sacristías, y otras singulares fábricas modernas (desean muchos Camarín, será bueno, si no es para manosear la S. Imagen). Portada con dos columnas de orden Corintio, y segundo cuerpo, en que se dexa nicho espacioso para una S. Imagen de N. Sa. Adornan a esta fachada dos Torres, hermosas esquinas de este Templo, y se la dexa ámbito bastante para una plaza capaz, que hermoseará una Arboleda frondosa; todo es fruto de la piedad de aquella Villa y devotos; se puso la primera piedra en 20 de Junio de 1720, y ya en el día 13 de Junio de 1731 se hizo la Dedicación de esta Iglesia y Traslación solemne de la S. Imagen.

Es la S. Imagen de María SSa. y su SS. Hijo de madera; no se puece bien distinguier si es Roble, Encina o Pino riquíssimo, de los que ofreció aquel Pays para su formación; si España diera Cedros, dirías que de esta incorruptible madera; su estatura es de una hermosa y honesta Donzella de edad de quinze años; la hermosura de su rostro parece la más semejante al original; es muy celebrado en aquellas Villas la S. Imagen de N. Sa. de la Zarza de Aliaga, pero los de Mosqueruela afirman que la de la Estrella excede a esta; en unos y otros disputa el amor; dexémonos fervorosos en amar a María SSa. y celebrar su hermosura, que por mucho que litiguen, nunca la podrán bien concebir, y menos explicar; la de la Estrella está sentada y sustenta con su mano izquierda a su Hijo SS. sentado en su falda y reclinado en su Celestial regazo; el SS. Niño tiene su mano derecha en forma de dar la bendición a los devotos; en la siniestra tiene un librito, que debe ser el de la vida, donde están todas las misericordias; La Vírgen SSa. con la mano derecha, apartada algo del cuerpo y en forma de hazer alarde de una preciosa joya, empuña una brillante Estrella (ésta la dió nombre en aquella tierra) con que fue Aparecida, y que muestra a los devotos, como guía de la mayor felicidad, y camino de los Cielos; cubre todo el cuerpo de N. Sa. un rozagante Manto dorado, que tendido se desprende de los ombros, y con desembarazo del brazo derecho, la ciñe, tendido en la falda, y sobre él está sentado el Niño Jesús; desde los siglos, en que se perdió España, hasta oy, se conserva el oro en su color, admirable; la basquiña que viste María SSa. es de color de fina grana; dióla el arte Corona, pero la devoción ofreció a Madre e Hijo SS. las riquíssimas de plata, con que se adornan; todo este vestido de Madre e Hijo cubrió la devoción con otros de las más ricas telas, con muchas joyas de raro valor; arde una Lámpara de palata siempre delante de la S. Imagen, y en su Sacristía ay ricos y copiosos ornamentos, no pareciendo este Templo fundado en un bosque sino en la más rica y populosa Ciudad de N. Reyno; para consuelo de los fieles que freqüentan esta S. Hermita, ay fundada una Capellanía, por lo que reside siempre aquí un Capellán que sea Confesor; se efectuó su fundación, año de 1676, sería muy dilatada la Relación, si huviera de hazer memoria, de los Cálices, Casullas ricas de todas especies, Albas, Corporales, Cruces y otros ornamentos, de que está muy rico este dichoso Santuario, lo que servirá, si no de exejmplo, por la rusticidad de algunos indevotos, al menos, de confusión a los que, ingratos y olvidados del culto de N. Sa. no cuidan de estos adornos en otros Santuarios de N. Reyno; y qué digo Santuarios? aún en muchas Iglesias Parroquiales, donde todo el fervor de su Curas no es bastante, para que se logren otros de mejor precio.

Ay aquí casa sumptuosa, y capaz, para que los devotos que assisten a la Processión, que se haze el mes de Mayo, queden hospedados con tal descanso y comodidad que no hallen falta la de sus casas; en ocasión de esta Processión se da comida y cena a quantos assisten, de limosna, siendo los de primera mesa, casi siempre, quinientas Personas. Los Milagros de N. Sra. de la Estrella no se puede numerar, como lo dizen las muchas y ricas Presentallas pendientes en su Sa. Capilla, como son cabezas, ojos, brazos, pechos de plata y cera, muletas, mortajas, y otras singulares expressiones de la gratitud; tiénese por Milagrosa en su origen, y lo es ciertamente en su conservación, una fuente situada en este término de la Hermita de N. Sra. de la Estrella. Año 1638 fue tanta la sequedad, que muchos ríos quedaron secos, aún en aquellas sierras, y las fuentes copiosas dexaron de manar; la fuente de la Virgen SSa. quedó seca por muchos meses, de forma que los moradores de este sitio buscavan agua para su casa en las más remotas fuentes llamadas de la "Canaleta" y la "Rossa"; en esta plaga acudió la Villa de Mosqueruela en Processión de Rogativa a su Patrona día 1 de Mayo con la solemnidad y caridad acostumbrada; dando de comer a todos los que assistiessen, no hallándose agua cerca (siendo necessaria en abundancia para tantas Personas), de orden de la Villa Lorenzo Gil de la Torre, Procurador de la Casa de N. Sra., cuidava de la provissión de agua necessaria, y el Domingo primero de Mayo día de esta Processión, muy por la mañana, passó casualmente por la fuente de la Virgen Catalina Hedo, muger de Juan Rochera, y viendo que manava, llevó un cántaro lleno de agua a casa, hallando después a su Hermana Isabel Anna Hedo, muger de Gil de Alcón, la dixo: "Esta agua es de la fuente de N. Sra. y aún queda para ti", corrió a la fuente y halló que manava hilo a hilo, como solemos dezir; se publicó el favor y quedaron todos los de aquel desierto socorridos, y la fuente, casi en su primer estado; Lorenzo Gil hizo provisión de esta agua tenida por milagrosa, para las funciones de caridad, que aquí se avían de exercitar con los devotos assistentes en la Processión, como se executó; el pueblo, lleno de alegría, dió gracias a N. Sra. cantándose aquella tarde Salve y Te Deum con grande solemnidad y devoción; al día siguiente se cantó Missa en acción de gracias, y se conserva oy aquella fuente en su natural corriente; año 1721 se determinó dexar la fábrica por falta de agua, pero advirtió el Maestro, que cuidava de la fábrica de Miguel Garasulla, que allí cerca se conservava una poca agua, y ésta ha sido bastante para proseguir la fábrica, sin notarse aumento ni disminuirse ésta, que parece, conserva María SSa. para dar la última perfección a su Iglesia; Dios lo haga y dé premio dilatado a todos los que dan limosnas para la fábrica de tan dichosa Hermita.

Prossiguió la sequedad grande del año 1638, repitiéronse las Rogativas, y llegando en el mes de Junio, los panes y frutos a estado de verse casi del todo perdidos, determinó la Villa de Mosqueruela trasladar en veneración a su Iglesia Parroquial la Sa. Imagen de N. Sra. de la Estrella; se ordenó una devota processión de Eclesiásticos, y 36 seculares vestidos de sacos; los 20 para llevar en tránsitos señalados la Sa. Imagen, por ser muy pesada, y no ser posible llevarla los Eclesiásticos, sino en las salidas y entradas a la Villa y Hermita; los 16 con un Santo Crucifixo y hachas [atxes, ciris grossos]; todos estos penitentes anduvieron descalzos por una tierra tan áspera; llegó la processión a la Sa. Hermita a las siete horas de la mañana, aviendo salido de la Villa a las tres del mismo día; el pueblo penitente y compungido, confesó y comulgó; todo fue en este día oración a María SSa. por la lluvia deseada; a la una hora del mismo día, entraron los Sacerdotes a la Sa. Hermita y, cerrados, determinaron remover de su nicho la Sa. Imagen, quedando el pueblo a la puerta de la Iglesia, esperando, y pidiendo a María SSa. el socorro de la agua; al tiempo que Mossen Gernónymo Luesma y Mossen Bartholomé Gil se abrazaron con la Sa. Imagen para sacarla del nicho, se oyó un trueno tan ruidoso que todos los del Pueblo cayeron sobre la tierra, y los dos Eclesiásticos, que estavan assidos a la Sa. Imagen, cayeron postrados sobre el Altar; animados, registraron el Cielo, sin descubrir una sola nube; a breve rato amaneció por el Occidente àzia la parte de la Villa, una nubecilla, que como la que vió desde el Carmelo mi Gran Patriarca S. Elías, fue creciendo y dilatándose con grande velocidad, inundó todo el país, dando copiosa lluvia, que fertilizó los campos y restituyó a las Fuentes y Ríos sus corrientes; no pudo esta tarde salir la Processión, y assí quedó en compañía de su Patrona, y en acción de gracias, se cantaron la Salve y Te Deum, y en el día siguiente, una Missa solemne. Igualmente experimientó la Villa de Mosqueruela el favor de N. Sra. de la Estrella año 1685 en que inundando sus términos la Langosta, acudió a su Antigua Protectora, y a poca diligencia quedó extinguida aquella infinita plaga, por la protección de María SSa. Otros favores y Milagros podía referir, pero los que tiene notados la Iglesia Parroquial de Mosqueruela pueden llenar un volumen grande. Solo abreviaré el que sucedió año 1697. Un hombre facinoroso [sic] que buscaba a otro para matarle, acaso entró en la Sa. Hermita de N. Sra. de la Estrella, y haziendo oración, illustró su corazón ciego de odio, un rayo de esta Divina Estrella, y arrepentido de su intención depravada, se levantó y fue a buscar Confessor, y confessando sus culpas, vivió en adelante christianamente. Confiesso deber singulares beneficios a N. S. de la Estrella y no callaré el siguiente, que solo su luz podía manifestarme: deseando elogiar a esta Sra. Imagen, buscava Montes sin sombra en los días caniculares de Mayolo (Colloq. 16) y hallando uno de las Indias, llamado "Mallo", sin sombras, cerré luego el libro, pues más cerca tenía el del "Mallo" de Mosqueruela, donde con la Estrella de María no se compadecen sombras, y dixe: no ay buscar en las Indias, Monte que tenemos en Aragón con mejor Estrella. Entre los Bienhechores de este Santuario es digno de memoria D. Francisco Montoliù Médico, que no solo ha dado a su Sacristía muchos Ornamentos preciosos; su coste en blanco, es quatrocientos y cinquenta escudos, y se espera que lo dorará; el Retablo de San Antonio de Padua, ya dorado, también es efecto de su grande piedad y devoción, que muestra en adorar la Iglesia de N. Sra. de la Estrella.[...]>> (pàg.209-213 de la 2ª part)

<<N.ª S.ª DE LA PIEDAD, EN EL LUGAR DE VALJUNQUERA. En el camino real desde Valjunquera, Aldea de la Ciudad de Alcañiz a ésta, y a distancia de quatrocientos passos de aquel Pueblo, venera la devoción Christiana la S. Imagen de N. S. de la Piedad en una Hermita muy hermosa.
[...]>> (pàg.346 de la 2ª part)

<<N.ª S.ª DEL CORO, EN EL CONVENTO DE RELIGIOSAS DE SANTA CLARA DE LA VILLA DE VILLARLUENGO. Este Convento es muy feliz en la protección de María SS. pues no solo venera la S. Imagen de N. Sa. del Monte Santo, aparecida allí, para fundamento suyo, sino también la Antigua y Milagrosa de N. Sa. del Coro.
[...]>> (pàg.390 de la 2ª part)

<<N.ª S.ª DEL PUEYO, EN LA VILLA DE LAS CUEVAS DE CAÑARTE. Esta S. Imagen se venera en lo más alto de la Villa de las Cuevas, y tomando el nombre del sitio, se llama oy "del Pueyo", por ser elevado monte y que domina a toda la Villa, aquel en que se fabricó su Templo; antiguamente se llamó "del Milagro", o por alguno muy singular que allí obró (y oy se ignora) o por los infinitos que después ha obrado; su Templo es muy antiguo, pero renovado y hermoseado a lo moderno con mucha perfección; es el asylo de aquella Villa en todas las calamidades. Es la S. Imagen de madera; tiene en alto, como cinco palmos; es hermosísima; en su mano siniestra sustenta al Niño Jesús, y en su diestra, unas flores. Ay fundada Cofradía baxo su título "del Pueyo", la qual haze celebrar aquí todos los Sábados la Missa de N. Sa. que usan todas las Iglesias; su fiesta principal se celebra en el día de la Assunción de N. Sa. El Lugar de las dos Torres 
[Dos Torres de Mercader] viene en veneración todos los años a esta S. Imagen, agradecido a sus soberanos beneficios; todos los halla en sus Aras, la Villa de las Cuevas, con que crece cada día su devoción; el descuido dexó tan cortas noticias de esta S. Imagen tan singular, aviéndose contentado la antigüedad con el fervor de venerarla Patrona suya.>> (pàg.405 de la 2ª part)

<N.ª S.ª DE LA CONSOLACIÓN, EN LA VILLA DE MONROYO. En varias partes de España es célebre N. Sa. con el glorioso título de Consolación; pero no lo es menos en la Villa de Monroyo, en cuyos términos se venera su Antigua Imagen, como consuelo suyo en todas las aflicciones. No es Aparecida, sí solo Antigua y Milagrosa; se cree venerada en su Hermita desde años muy antiguos, aunque no se halla origen cierto de esta Hermita. En las Notas de Antonio Moreno, Notario de Monroyo, se halla Escritura de cierto embargo que en el año 1490 se hizo por el Sr. Comendador de dicha Villa, sobre las ofertas hechas al Cura en la Hermita, y nació este embargo del litigio que tenían sobre la Provisión del Curato el Señor Arzobispo de Zaragoza y el Comendador. Consta assí mismo de alguna reedificación de dicha Hermita, después de su primera fábrica, que se dirá luego, pues sobre la puerta principal de dicha Hermita (se derrivó años passados esta para otra, y presente renovación) avía una piedra con los números de 1562, que denota los años de essa reedificación.

El origen de dicha Hermita, como afirma la Tradición de Monroyo, es un raro favor de N. Sa. a un devoto suyo en el mismo sitio de la Hermita. Passando por dicho sitio, en una noche de Invierno en que avía caído mucha nieve, un Cavallero estrangero padeció tantos trabajos con su criado por ocasión de la nieve y sus tempestades, que perdió el camino, e ignorando donde huviesse población a que refugiarse, quedó en dicho sitio toda la noche, implorando el favor de María SS. ofreciéndola, li los librava de tantos riesgos, edificarla en el mismo sitio, una devota Hermita; favorecióles María SS. librándoles de la nieve y frío extraordinario, pues el sitio está expuesto a los cierzos, y oyendo por la mañana las Campanas de la Villa de Monroyo, entendió, era el puerto que le deparava la misericordia de María SS., pues llegando a ella, logró su consuelo. Agradecido el Cavallero, mandó fabricar dishca Hermita, y por el consuelo que havía recibido de María SS. la dió el título de Consolación, que oy conserva. En estos años passados se ha hecho renovación de dicha Hermita, con la magnificencia que oy se mira, y la piedad de Monroyo no cessará hasta su última perfección; se puso la primera piedra en el día 10 de Mayo de el año de 1725 y se espera su conclusión en breve. La fiesta principal de esta S. Imagen se celebra en el día 8 de Setiembre, y concurren a ella Monroyo y sus Aldeas.

Los Milagros de esta S. Imagen han sido siempre continuos. En el año de 1729, Miguel Torres, natural de Mingalvo en Valencia [A més de Puertomingalvo, existeix Huerta de Mingalvo i Majada de Mingalbo], peón que trabajava en dicha fábrica, cayó de un andamio alto 60 palmos, que romiéndose, dexó las piedras gruessas que sustentava, y cayendo entre ellas, dicho peón no recibió lesión alguna. En el mismo año de 1729 llegó a dicha Hermita Francisco Aguado, natural de la Val del Duque [Vall d'Uixó] en el Reyno de Valencia, tan herido de una escopetada que le dió un hombre traydor, que le quemó la camisa y casaca por los riñones, y atravesó el hígado, como dixeron Médico y Cirujano, y estando en desierto dicha Hermita, y sin Sacerdote alguno, lo mismo fue llegar el herido que verse allí un Sacerdote devoto de María SS. que confessó al herido y perdonó éste al agresor, y murió con prendas de predestinado, sindo caso milagroso el aver podido, dicho herido, llegar a dicha Hermita y providencia singular de María SS. el hallarse allí el Sacerdote. No se refieron más Milagros por consultar con la brevedad.>> (pàg.406 de la 2ª part)

<<N.ª S.ª DEL CARMEN, EN SU CONVENTO DE LA OBSERBANCIA, DE LA VILLA DE RUBIELOS DE MORA. La fundación de este Convento de N. Sa. del Carmen en la antigua Villa de Rubielos de Mora se debió a la devoción de esta, y a la piedad de quatro hijos de ella y hermanos
[...]>> (pàg.503 de la 2ª part)

<<NUESTRA SEÑORA DEL PLA, EN LA IGLESIA PARROQUIAL DE LA VILLA DE CALAZEYTE. En la Iglesia Parroquial de la Villa de Calazeyte, situada en los confines de N. Reyno de Aragón por la parte de Tortosa
[...]>> (pàg.531 de la 2ª part)

<<NUESTRA SEÑORA DE LA MISERICORDIA, EN LOS TÉRMINOS DE LA VILLA DE QUERETAS. En la apacible y amena llanura en que está situada la Villa de Queretas, en los confines de N. Reyno de Aragón por la parte de los Puertos de Tortosa, y a distancia de un quarto de legua de dicha Villa
[...]>> (pàg.532 de la 2ª part)

<<N.ª S.ª DEL REFUGIO DE PECADORES, EN LA VILLA DE ARENS. Venera la Villa de Arens (o Arenes)
[Arenys] situada en las Riberas del Río Algàs; a S. Hipólito Martyr en su Hermita, distante de su Población, como una legua, y en la misma, desde el año de 1647 [...] En el año 1728 y en 27 de Noviembre vino a la Hermita de S. Hipólito un hombre indigno y en trage de Vandolero, y robó la S. Imagen; fue universal en Arens el sentimiento; se hicieron quantas diligencias dictó la devoción, y después de mucho tiempo, se vió premiada la de Arens, restituyendo aquel sacrílego hombre la S. Imagen a Carlos Monreal, vezino de Fatarella, y de conocida Nobleza, el que la entregó a la Villa de Arens [...]>> (pàg.534 de la 2ª part)

<<N.ª S.ª DEL AGUA, EN LA ANTIGUA VILLA DE CASTELLOTE. La Antigua Villa de Castellote, possesión antes de la Religión Militar de Cavalleros Templarios, y oy de San Juan de Jerusalén, fue ennoblecida con raros favores de N. Sa. En sus términos, fue la aparición de N. Sa. de la Carrasca de Bordón, el Hallazgo de N. Sa. de la Araña y el de N. Sa. de la Agua, de que hablaba la presente Relación. Ay en los Términos de dicha Villa, raros y peregrinos Peñascos, en los que se veen muchas Maravillas de la Naturaleza; uno de ellos llamado "de la Foz",fue más feliz que los de Arnon, pues no solo vio passar la Arca de el Señor, Maria, sino que fue depósito suyo, quizá por muchos siglos, escondida allí sin duda la S. Imagen en la pérdida de España; está aquel Peñasco cerca de una fuente o manantial, cuya forma es de un Arco altíssimo y hermoso, y es aquí tan continua y perenne la agua que aún en tiempo de esterilidad, en que falta en otras fuentes copiosas, aquí jamás ha faltado, y parece, lo llaman con razón los de aquel Pays "El llovedor". En este sitio fue hallada N. Sa. de la Agua por un Sacerdote, o (como algunos dizen) por un Pastor; cedan en la disputa al Sacerdote, los Pastores, pues a estos no faltan SS. Imágenes de María, y a los Sacerdotes se leen raras de estas Apariciones; el que la halló, la vió llena de luces Celestiales y resplandores, y dando aviso a su Patria, Castellote, fue traída a ella y colocada por entonces en un nicho fabricado en un Pilar; y en la misma plaza de la célebre Capilla, que después la erigió la devoción de aquella Villa, y donde oy es venerada; es dicha Capilla una Iglesia bien acabada, muy capaz, más hermosa; está puesta en medio de la Villa, porque la S. Imagen siempre fue centro de ella. Se concluyó dicha Capilla año 1718 y se dedicó con mucha solemnidad.

Es la S. Imagen de madera; y de la misma materia el Niño; está sentada en una silla de madera, la qual tiene quatro como pilaritos, y éstos rematan en quatro esferas; tielle la silla en alto, un palmo, y en lo ancho, algo menos; es la silla de color anaranjado oscuro [...]

Entre los innumerables Milagros que aclaman a esta S. Imagen Taumaturga y Milagrera Divina, se cree el primero, no averse assentado jamás moscas en los Rostros y manos de N. Sa. y de el Niño Jesús, siendo assí, como se vee, que el Retablo es mucha la immundicia de aquellas impertinentes avecillas [sic], que tanto nos suelen molestar; assí lo cree la piedad y lo acredita la experiencia; se ha reparado por sugeto sagaz, que acerándose un moscardón al rostro de N. Sa. como dandola gyros, se vió, antes de tocar el rostro, caer muerto sobre la Ara; si a la Mesa de N. P. S. Eliseo atribuyeron essa Maravilla los Hebreos y, aún dizen, que por esso fue venerado por tan Santo, por Sunamitis, qué mucho, que esa Sunamitis de Castellote (pues cautiva todos los corazones) aparte de sí a las immundas moscas; y symbolizando éstas, en opinión de algunos a Beelzebub príncipe de los demonios, aquí haze María SS. ostensión de su poder, auyentando a todo immundo espíritu que puede mancharnos. En segundo lugar debe referirse el siguiente, por sus circunstancias, y la singular de aver sucedido en el sitio, donde después se fabricó la Magnífica Capilla, en que oy se venera N. Sa. Don Joseph Pallarés, natural de Castellote, siendo de edad de siete u ocho años, tomó por deporte de aquella edad incauta, tirar con una escopetilla de caña, cargándola con pólvora piedrezuelas y tacos, y haviendo puesto por blanco, un sombrero, tomó la caña que hazía vezes de fusil, la qual tenía tanta rabaza, como cañón, motivo para equivocarse, pues inadvertidamente apuntó al blanco con dicha rabaza, y al cuerpo proprio con el cañón, y porque uno de los muchachos opuestos al premio puerol, al encender el fogón, invocó a S. Machario (muy venerado en dicha Villa) quiso el Pallarés hazer lo mismo, invocando a N. Sa. de la Agua, y aviendo al mismo tiempo aplicado la ascua al cebador, no prendió; repitió segunda vez la invocación de María SS. y la acción, y viendo, era en vano, avivó con mayor impaciencia a soplos el fuego, y echando puesto sobre la pólvora, sin hazer el efecto, lo advirtió un muchacho, y exclamó, "chico, qué hazes? Mira, que la carga está contra tu cuerppo!" y bolviendo el referido la caña, o escopetilla, su boca contra el blanco, salió el tiro, e hizo en el sombrero brecha grande; sucedió esto, en un patio caído, donde después se fabricó la Capilla de N. Sa. y donde está su Altar; ha sido el dicho D. Joseph muy devoto de esta su Patrona, siéndole muy agradecido por éste y otros favores.

Miguel Arnuelos, vezinos de Castellote, en el año de 1715, trayendo la última carretada de piedra, necessaria para conclusión de la Capilla de esta S. Imagen, debióla en este día, la vida; bulcó el Carro, y cayeron todas las piedras sobre dicho Miguel, y entre ellas, una que pesava veinte y cinco arrobas, le dió de lleno sobre la cabeza; le undió la montera en tierra, un palmo debaxo de tierra, dexándola hecha una criba de agugeros; y aunque se le rompieron dos costillas al devoto, en breves días dexó la cama, del todo sano, sobre que luego después de la caída, como se creía en tal riesgo, se le administró la Santa Extrema-Unción; era dicho Miguel muy devoto de la fábrica de N. Sa. y solía recoger una limosna del vino, para ella, y N. Sa. mostró, era Madre de quien tanto zeló su fábrica; Arrancándose piedra para la misma fábrica, se desprendió un peñasco tan grande, como una mediana cuba, y tomando su rápido curso por una cuesta muy pendiente, dieron todos por muerto a un Niño, que algo distante se vió por los presentes en la parte baxa, por donde avía de dar sus bulcos el peñón, y no podiendo aquellos socorrerlo, invocaron a N. Sa. de la Agua, y a la voz de María SS. torció su curso, el peñón, y paró a distancia de un passo de el Niño.

Cayendo de dicha fábrica, un Andamio, alto quarenta palmos, y con él mucha cantidad de piedras, arrebató a cinco hombres, que lo pisaban (viven oy dos, que son Pablo Jazanada, vezino de Castellote, y Jayme Assensio, vezino de las Parras) e invocando a N. Sa. de la Agua, quedaron libres de la ruina. Al traer de la Cantera, una de las Columnas, que avía de servir en la Portada de la Capilla de N. Sa. se rompió una maroma, que la sostenía, para irla desplomando, sin desgraciarse y romperse, y aviéndose librado muchos hombres, que ivan delante de ella, más por Milagro, que por fuerzas naturales, Pedro Domingo, vezino de Castellote, dió a correr delante de dicha Columna, ya precipitada de su peso, y que le hería los talones, y siendo tan veloz su curso, que (como dizen) parece, volava, anduvo largo trecho, en fuga del riesgo; pero cayendo dicho Pedro Domingo tres veces, se notó que se desvió otras tantas la Columna, hasta que rendido, bolvió a caer, y llegando, como sobre él la Columna, se rompió por medio, dexando su divissión, libre al devoto, los dos fragmentos, prosiguieron su carrera, y se creyó por milagro, librarse el devoto, de riesgo tan evidente; Viven oy testigos de este sucesso. Pablo Andrés, a cuyo cargo estava el limpiar la Capilla de N. Sa. cayó en el año de 1733 de lo alto de la bóbeda de dicha Capilla (era la elevación de quarenta palmos) y al caer, invocó a su Patrona, que tenía presente, y aunque cayó a plomo (como dizen) en breve teimpo dexó la cama y se halló sano. Otros favores nos dizen las presentallas pendientes en su Capilla, pero se dexan para Historia particular de esta S. Imagen, y basta dezir, que la Villa de Castellote, en todas necessidades, especialmente de agua, implora su favor, con experiencia de copiosas lluvias.>> (pàg.541 de la 2ª part)

<<N. S. DE LA CARRASCA, EN LA IGLESIA PARROQUIAL DE LA VILLA DE BORDÓN. Después de la Ciudad de Zaragoza, consagrada con las plantas de N. Sa. viviendo aún en carne mortal, no se hallará en Aragón (y quizá ni en España) algún Pueblo más dichoso que Bordón, pues logra adorar Titular de su Iglesia Parroquial a N. Sa. de la Carrasca, Aparecida en esta, y Patrona a N. Sa. de la Araña en la misma Iglesia, Hallada; Celebró Cicerón una Carrascas, llamada Mariana, tan antigua como las letras Latinas; el mismo Goropio dize: que en Arpinato vió otra Carrasca llamada también Mariana, de igual duración, pero todas ceden (añade Goropio) a la de Mambre: todas tres Marianas no fueron tan dichosas com la de Bordón, pues llegó a ser Trono de Maria, y assí es más, que todas aquellas, Mariana. En tablas de Carrasca, escrivió primero, Anco Mario las Leyes Políticas, y Civiles; y la ley, y Carta de Población de Bordón el moderno (oy ya antiguo) se illuminó con la sombra, con toda luz de María, y tanto, que dize con Euthimio: Soy Población y possessión vuestra, O María SS. de la Carrasca, de cuya Aparición abreviaré la Relación, ya que no puedo dilatarme en su Elogios.

Está situado Bordón en los confines de N. Reyno con el de Valencia por la parte de Morella, y su territorio; baña la raíz del Montecillo, que honró María SS. y donde se fundó Bordón, un pequeño río llamado de Bordón, que apenas nace, muere en el de Guadalope (o Guadalop en Lengua Elecmosyna) contentándose con besar los pies de la Casa de María; al medio día de el río Guadalope está el término llamado Bordón, quizá nombre de la anguigua Villa, que aquí estuvo situada, y de cuyas ruinas oy se hallan memorias en varios fundamentos de edificios, que eleva el Arado; en el año 1722 se hallaron aquí Monedas de Amilcar Cartaginés, el Padre de Aníbal, que son abonado testimonio de la mayor Antigüedad. Todo este territorio se agregó al dilatado de la Villa de Castellote, y fue possession de la Religión Militar del Temple (o Templarios) y después de la de S. Juan de Malta.

En el año de el Señor de 1212 en dicho Territorio llamado Bordón, posseído de los Templarios, a corta distancia de la Villa mencionada, ya arruinada, y a su frente passado el Río de Bordón, en un pequeño Monte poblado de Carrascas apareció N. Sa. a un Pastorcillo, que llevava su ganado por dicho Carrascal, aparecióle N. Sa. en una Carrasca (de donde tomó el nombre la SS. Imagen, aunque los Antiguos la llamaron S. María de Bordón) y admirado del Prodigio, dió aviso del favor al Prior de la Villa de Castellote, y juntos sus Militares Cavalleros con la Villa, vinieron en Processión; y hallando a la S. Imagen, como avía informado el Pastor, la llevaron a Castellote, pero visto al día siguiente, que la Imagen se avía buelto a su Carrasca, los Cavalleros Templarios la fabricaron una pequeña Hermita, cuyos fundamentos se descubrieron y hallaron en el año 1730 dentro de la Iglesia Parroquial de Bordón, que oy se conserva. Luego fue visitada y frequentada esta S. Hermita y N. Sa. se dignó mostrar, era Madre de todos los que la invocaron, pues se vieron singulares Milagros en favor de sus devotos. Movidos de ellos, los Cavalleros Templarios la fabricaron Iglesia mayor (que oy existe) y junto a ella Convento, de quien (dize La Nuza, Histor. Escles. de Arag. t.I, lib.4, c.12, donde trae dicha Aparición) se veían en su tiempo claros vestigios, y oy duran, y en una Campana antigua, que oy ay en la Torre de dicha Parroquia, se vee gravado el Escudo de Armas de los Templarios, un Templo, y por remate una cruz; esta misma se divisa en algunos Arcos de la Iglesia, y en unas columnas de la Casa de la Vicaría, que llaman la Abadía; pues todos saben, que como oy en muchos Pueblos de las Montañas de Navarra, en todas partes se llaman (los que oy Vicaros o Curas) entonces Abades, que es lo mismo, que Padres espirituales. En dicho Convento vivieron Cavalleros Templarios, como en Castellote, Cantavieja, y otros Pueblos de Aragón.

De lo dicho se convence ser falso, lo que La Nuza y Uztarroz (La Nuza, loc. cit. Uztarroz, Chronolog. de las Imágenes de N. Sa. en Aragón, pág.65) dizen del tiempo de dicha Aparición, esto es, que fue en los años de 1312 pues los Templarios fueron extinguidos por los años de 1311 o pocos años después, aviéndose celebrado en Viena de Francia [sic] por Clemente V el Concilio, en que se decretó su extinción, por los mismos años de 1311. como dize con otros Jacobo Gualterio (Chronolog. Saecul. 14 ad An. Christi, 1311) y el Convento, fundado por los Templarios, es posterior a dicha Aparición; pues si estuviera esse dichoso Montecillo ya habitado, como avía de tener allí el Pastor su ganado, para el pasto? Cómo avía de estar dicho Monte poblado de Carrascas? Luego dicha Aparición fue más antigua, y por los años dichos. Sino es, que digamos, como yo creo, que dicho guarismo en La Nuza fue yerro material de la presnsa, poniendo 1312 por 1212 de que sobran exemplares en el descuido, y en el olvido de los que corrigen.

En el año 1300 concedieron dichos Templarios Privilegios de Fundación y Población a los que quisieren fundar casas, habitación y lugar cerca del Convento, como consta de una antigua Escritura testificada y signada, en Pergamino, que se conserva en el Archivo de la Villa de Bordón, y es cierto que se conservaron dichos Templarios en el Convento de Santa María de Bordón, y Castillo de Castellote hasta el año de 1309 en que de orden de el Rey D. Jayme II de Aragón, llamado el Justo, los sacó a fuerza de armas de aquel territorio Berdardo Tarín, con su gente, como dize Zurita (Anales de Aragón, 1 p. lib.5, cap.73, fol.430, col.4) tratando de la extinción de dichos Templarios, y la resistencia, que ellos hizieron, especialmente en Monzón, Castellote y Cantavieja.

Extinguida la Religión de los Templarios, sucedió en la possessión de dicha Iglesia, y Pueblo de Bordón (como todas las tres Baylías) el Orden de Cavalleros de S. Juan, que oy llaman de Malta, y estos pusieron en assistencia de dicha Iglesia, y Convento Religiosos Priores de su Orden; pues en el Archivo de esta Iglesia se halla, y conserva un Instrumento público, en Pergamino, testificado y signado por Pedro Nebot, Notario, en el año de 1322 en que Domingo Pehorro Freyre (que se llama) de la Casa de Santa María de Bordón con fadiga concedida al dicho, y sus successores por el Honrado Freyre Arnal de Castelbí, Commendador de Castellote, de la Religión de San Juan, haze vendición a treudo, de ciertos campos a unos vezinos de Bordón. En el año de 1367 se hizo Bordón Lugar separado de la Villa de Castellote, y obtuvo la Jurisdicción Política, Civil, y Criminal, y Título de Villa, como consta de diversos Instrumentos de dicho año, y el Señor Don Juan Fernández de Heredia, Castellán de Amposta, nombró Justicia, Jurados, y otros Oficios, pertenecientes a su cargo. Consta assimismo, que estava erigida la Iglesia de Bordón en Parroquial en los años de 1400, pues se halla un Testamento otorgado por Juan Calvo, Vicario, que se dezía de dicha Iglesia de Bordón, y de la Pobla de Luco [Luco de Bordón], en donde se traen cosas particulares, y nombrando a varios Lugares, que venían entonces en Processión a N. Sa. de la Carrasca, trae a Castellote, las Cuevas, Villarluengo, Tronchón, Mirambel, y Olocao, y advierte, que una Hermita, que tiene fabricada con sus caudales junto a la Pobla de Luco baxo la Invocación de S. Juan Bautista, la dexa por vía de donación a sus Parroquianos de Luco; ésta fue después erigida en Parroquial, de todo lo qual consta, que el Santuario de N. Sa. de la Carrasca fue posseído de Capellanes Templarios, y después de Sacerdotes Freyres de San Juan, y ultimamente erigida en Parroquial, como oy es, sujeta al Ordinario de Zaragoza; assimismo, se haze patente a todos, que N. Sa. de la Carrasca es la piedra fundamental, y la primera de la Villa de Bordón. Es la S. Imagen muy antigua, y (como de otras creemos) escondida por los antiguos Catholicos en la persecución, e invasión de los Moros en España; pero no obstante tanta antigüedad, muy hermosa, y bella; es de madera, y como si esta fuese incorruptible, en nada se vee perjudicada de la molestia de los tiempos; no es muy alta; está sentada en una silla; es muy semejante a N. Sa. del Pilar de Zaragoza, nuevo motivo, para ser más venerada; tiene el SS. Niño Jesús (en todo semejante a su Madre en el aspecto) sentado en su regazo, teniéndole sobre el ombrito la mano izquierda, y en la diestra tiene una manzana; el Niño tiene en su mano izquierda un libro abierto, y con la derecha está dando la bendición, tendidos los tres dedos principales, y encogidos los otros. Está la S. Imagen, como Titular de dicha Parroquia, sobre una bien imitada Carrasca, en el Nicho principal del Altar Mayor, que es moderno, y muy bello, dorado en el año de 1737. En la Sacristía se conserva un fragmento de la Carrasca, en que apareció N. Sa. y se divide a los fieles, por singular Reliquia, como lo es, y tan apreciable, como porción del Trono, que fue de María SS. Celebra Bordón la fiesta de la Aparición de N. Sa. en el día 15 de Agosto, y de la Assumpción de N. Sa. con singular regozijo suyo, y de toda la Comarca. Ay aquí fundada Cofradía baxo la Invocación de N. Sa. de Bordón, o de la Carrasca, la que se fundó en el año de 1363 tiene constituciones muy pías y una Capellanía, cuyo Capellán celebra por los Cofrades; estos hazen la fiesta de su Patrona en la Dominica antes de S. Miguel de Setiembre, que llaman "Domingo del Sitio".

Eran tantas las Processiones que se hazían antiguamente a este Santuario, que pararon en confusión, y movido de santo zelo el Señor Arzobispo de Zaragoza D. Andrés de los Santos, prohibió algunas, por los excessos grandes, que la poca reverencia avía introducido, tomándose la licencia de la multitud. Aora vienen, assí de Aragón, como de Valencia, varias Villas y Lugares: De Morella una Hermandad viene en el primer Sábado de Mayo, o ofrece a N. Sa. un Cirio Pasqual de muchas libras, la Todolella y Luco. En el primer Lunes de Mayo han venido siempre las Villas de Tronchón, Mirambel y Olacao [sic], y de dos Instrumentos públicos que se guardan en el Archivo de Tronchón y Bordón, consta, que en el año de 1390 venían en Processión y en dichas Escrituras se dize: que essas eran ya de tiempo immemorial, y que el motivo de hazerlas estava escrito en un libro antiguo, guardado en el Archivo de la Iglesia de Tronchón, el qual se ha perdido, y lo que no puede dudarse es que sería algún favor grande que N. Sa. hizo a dichos Pueblos. En el año de 1722 deseando los Capítulos y Concejos de dichas Villas el mayor obsequio de N. Señora, y más segura paz, hizieron cierta Concordia, entrando en ella el Capítulo Eclesiástico y Concejo de Bordón, y en ella se acordó que, en adelante, hiziesse cada una de las dichas Villas por su turno la fiesta de N. Sa. en cada un año, concurriendo a ella las demás, y se dexó establecida la presencia, que suele ser la piedra, de donde se cortan los escándalos. Consta por Acto público testificado por Don Lorenzo Estevan, Notario Domiciliado en Bordón. Esta fiesta es una de las funciones más lúcidas que se hazen en N. Reyno, y si dura la paz y devoción, será muy acepta a N. Sa. y útil a todos los que concurren. Lo más singular de estas Noticias he debido al Lic. D. Juan Antonio Serret de Ariño, actual Vicario de la Villa de Bordón, investigador infatigable de estas y otras Antigüedades.>> (pàg.542-544 de la 2ª part)

<<N. S.ª DE LA ARAÑA, EN LA MISMA PARROQUIAL DE BORDÓN. En la misma Parroquial de Bordón se venera la Antigua y Milagrosa Imagen de N. Sa. de la Araña; llámase así porque debaxo de sus pies se vee ella esta en la forma que se dirá luego, y siendo la Araña symbolo del demonio, queda este allí pisado de la Sagrada planta, que lo venció y vence cada día. En todo se vee el acierto de la devoción, que assí la llamó, y cognominó, pues María SS. rompe las redes y engaños que la astucia diabólica texe para coger a incautos pecadores. Ignórase el año, y aún el siglo, en que fue hallada esta S. Imagen, por ser mucha su Antigüedad, assimismo es cierto que no es Aparecida sino hallazgo Milagroso en la misma Iglesia, como contesta la Tradición constante de la Villa de Bordón; en la substancia del sucesso, todos convienen, con alguna diversidad (aquí material) en el modo. Vino un Peregrino (aquí creído Ángel) a hazer oración a N. Sa. de la Carrasca, y dexó en el Altar de N. Sa. del Rosario, la Imagen, y desapareció, y hallando después el Vicario la S. Imagen, la expuso al culto público con singular alegría de todo el Pueblo, y dieron gracias a N. Sa. que se dignó duplicar en su Parroquia, su Imagen con sus favores; el modo, según unos, y a que se inclinan los que oy viven, fue assí: Llegó un Bello Peregrino, estando el Vicario de dicha Parroquia en el Pórtico de esta, que saludando a éste, y con su licencia, entró en la Iglesia a saludar a N. Sa., mas, visto por el Vicario que tardava a salir dicho Peregrino, mandó al Escolar, entrasse a examinar en qué se exercitava, y aviéndolo éste buscado, no lo halló en la Iglesia, registrada toda ella; entonces satisfecho el Vicario de que no avía podido salir, porque la Iglesia no tenía otra puerta que aquella en que él avía estado siempre, entró personalmente a informarse con mayor seguridad del caso, y no encontrando al Peregrino, vio puesta sobre la Lápida del Altar de N. Sa. del Rosario, la bellísima Imagen de N. Sa. que llamaron de la Araña; en las Noticias que se dieron a D. Juan Francisco Andrés de Uztarroz, quando premeditava esta misma obra, leo: que el Peregrino pidió licencia al Vicario para pernoctar en oración en la Iglesia, o hazer Vigilia, como se usava en tiempos antiguos, y que cerrado dicho Peregrino en la Iglesia, llevó consigo el Vicario las llaves de ésta; y al día siguiente fue éste a buscar al Peregrino y no lo halló, sí solamente la S. Imagen en la forma dicha; toda esta diversidad es material, y no obsta a la verdad, como se vee en otros casos de la Historia. El Peregrino se creyó Ángel, y la substancia del caso se vee assí pintada en un antiguo Retablo de N. Sa. de la Araña, que lo fue años ha de su Altar.

Es la S. Imagen de Mármol el más blanco (quien bien la advierta, no podrá afirmar otra cosa) hermosíssima sobre manera, y de tan apacible y bello rostro que no se conoce otra que la exceda en belleza y alegría, entre quantas Aparecidas, Halladas, Antiguas y Milagrosas venera N. Reyno. Es muy semejante a N. Sa. del Portillo de Zaragoza; tiene en alto dos palmos y medio; tiene al Niño Jesús en el brazo izquierdo, sustentándolo con la diestra; está el Niño medio desnudo, en todo es muy semejante a su Madre SS. en rostro, cabeza, espaldas y cabello; ambos son allí aclamados, Imán de los corazones, pues los atrae a sí. El tocado, cabellos y manto talar de la S. Imagen, aunque de escultura (y más por esto) es tan admirable por su delicadeza que no parece que manos humanas las ayan formado; yo los he visto y advertido a buena luz, y no me atreveré a afirmar que essas manos ayan en ellas trabajado. La Túnica, sincelada, se adorna con flores de oro con tanto primor, que admira; es talar, y llega, sin descubrirse a la S. Imagen los pies, hasta besar el Pedestal; este vestido y tocas de N. Sa. tiene tales dobles, que ni en la seda más sutil se hallaría mayor flexibilidad, para lucirse el Arte; Pedestal e Imagn son de una pieza; aquel está hueco por la parte inferior, y sentado en seis pies, como de León, y sobre éstos se vee un Escudito muy sutil, donde se veen un Castillo, o Ciudad murada, y cinco lanzas; al rededor de dicho Pedestal, sobre los pies de León, ay unas flámulas, o listas, a manera de cintas, anchas un dedo, al través, con los siguientes Epítetos y Symbolos de María SS escritos en letras, o Góticas o muy antiguas, que dizen: "Ego flos Campi", "Ego Lilium Convallium", "Ego vitis", "Ego Radius", "Ego fons vitae", "Ego Fesse", y otras, que la Relación dada a Uztarroz dize: no se podían leer por ser tan antiguas y desleydas; en el concavo, o hueco dicho del Pedestal, que tien en lo produndo, como dos dedos al través, y en lo ancho, medio palmo, está esculpida una tela de araña con tanto primor, que por debaxo de ella en partes se puede passar una aguja; en medio de esta tela ay una Mariposa harto crecida, con sus halitas tendidas, y con aquellos como bigotillos, que le dió la Naturaleza, hechos con rara sutileza, de la misma piedra Mármol; lo último, y que más se descubre, es una Araña, que será gruessa, como un garvanzo pequeño, con sus garritas, y pies como ebras de seda muy delicada, todo de la misma piedra Mármol; de esta Araña son allí las telas; de éstas se vee enredada la Mariposa, y assí presa por la Araña; todo este sutil artificio no se puede notar, sino bolviendo la S. Imagen, porque si ésta tiene su postura natural, solamente se descubre algún tanto la Araña, que se vee por el hueco, o como Arco, que forman los pies de León que sustentan a dicho Pedestal.

Esta S. Imagen se veneró en dicho Altar de N. Sa. del Rosario, hasta que se la dedicó Capilla nueva, aunque pobre; después movido de su devoción el Doctor D. Gerónymo de Pedro, natural de Bordón, la fabricó otra Capilla más capaz, aunque no pudo verla concluída, porque (como creemos piamente) lo premió N. Sa. con una muerte muy Christiana; dexó no obstante renta bastante para que con su producto se diesse la última perfección a dicha Capilla y Retablo, y está en ella enterrado dicho Cavallero; celebrose su Dedicación y la Traslación de la S. Imagen con mucha solemnidad. La última reedificación y ampliación de dicha Capilla con la hermosura y belleza con que hoy se admira, se debió al zelo y devoción grande de el Señor D. Melchor de Cascajares: donó la lámpara de plata y la dotó; oy es dicha Capilla de los Señores D. Francisco de Cascaxares y del Castillo, Oidor de la Real Audiencia de Zaragoza, y de Doña Josepha Serret y Sanchez de Cutanda y Pedro, que han fundado Capellanía para mayor aumento del culto de N. Sa.

En el año 1733, siendo Vicario de dicha Villa de Bordón el Lic. D. Juan Antonio Serret de Ariño, y Beneficiados de dicha Parroquial los Licenciados D. Jayme Molinos, D. Juan de Obón, D. Joseph Serrano, D. Bernardo de la Figuera, y Capellán de N. Sa. de la Carrasca D. Joseph Saura, congregado este Capítulo Eclesiástico con todo el Pueblo en las Casas de la Cofradía (observadas las Constituciones Apostólicas de Nominación de Patronos) con votos conformes fue elegida por Patrona principal del a Villa de Bordón, N. Sa. de la Araña, atendiendo dicha Villa, agradecida, a los favores continuos que tiene recibidos de su mano, especialmente en la tempestades de piedra, en las quales se venera baxo su Palio en la puerta de la Iglesia. Su fiesta se celebra en la Dominica segunda de Noviembre, y del Patrocinio de N. Sa. en España. Concurre a esta fiesta el Reverendo Capítulo del a Villa de Olocao por la Hermandad que tiene pactada con el de Bordón, como consta de su Concordia venerada la S. Imagen en la Magnífica Hermita del Calvario, donde se traslada en Processión solemne y penitente, y día y noche assisten a su veneración los fieles en su Novena, y se restituye a su Capilla con universal alegría.>> (pàg.545-546 de la 2ª part)


 

Volum II (parts 3 i 4)


<<OTRAS SANTÍSSIMAS ESPINAS DE LA CORONA DEL SEÑOR, VENERADAS EN NUESTRO REYNO DE ARAGÓN. En la Antigua Villa de Calaceyte, en los confines de nuestro Reyno de Aragón, por los Puertos de Tortosa, se venera una de las Espinas de el Señor. No se sabe por quién o por donde vino a su Iglesia Parroquial prenda tan Divina, solo dizen algunos Eclesiásticos que han oído dezir a los Antiguos que logró aquella Villa esta SS. Reliquia quando era possessión de la Religión de Calatrava, por dádiva de estos Cavalleros, aunque tiene culto singular en la semana Santa; en tiempo tan oportuno para su veneración, se la hace Fiesta particular el día segundo de la Pasqua de el Espíritu Santo, en cuyo día la adora todo el Pueblo; su Patrocinio se experimenta soberano en las necessidades de agua, concurriendo a su veneración la Comarca, que le tiene grande devoción; en los nublados es la SS. Espina el asylo y seguro puerto, a donde acuden los fieles para lograr la serenidad en peligros tan grandes.>>
(part 3, pàg.40)

<<NUESTRA SEÑORA DEL PILAR, EN EL LUGAR DE LUCO, EN LA BAYLÍA DE LA VILLA DE CASTELLOTE. Está situado el Lugar de Luco en la Baylía de la Villa de Castellote, en los confines de N. Reyno de Aragón con el de Valencia, y parte de los términos de la Villas de Morella y el Horcajo
[Forcall]; a distancia de media legua de Luco, en un Valle, ay una Fuente bellíssima, y cerca de ella erigió la devoción Antigua de este Pueblo un Peyron, o sea "Humilladero", y en lo alto colocó una Imagen de N. Señora del Pilar. Está la Santa Imagen esculpida en una tabla de Alabastro amassado (es de medio relieve) con San-Tiago, los Santos Convertidos, puestos de rodillas, dos Ángeles en ademán de Músicos, y quatro Serafines; la tabla está en quadro, y tiene en alto, palmo y medio, y en lo ancho, uno. Nuestra Señora tiene al Niño Jesús en su mano izquierda, y sobre su Columna está en pie, como la Original de la dichosa Ciudad de Zaragoza; al deredor de este Quadro se lee: "Nuestra Señora del Pilar, Cámara Angelical de Zaragoza"; en una piedra de dicho Peyron, sobre quien descansa la Santa Imagen, está el año de su erección, que fue el de 1618, pero el motivo de ella se ignora. Desde tiempo immemorial se llamó dicha Fuente, "de la Huerta"; es copiosa y sirve, no solamente para el uso del Lugar, sino también para el riego de su vecina Huerta, plantada de árboles frutales, que hace el sitio muy ameno y delicioso.

Padeciendo en el mes de Julio del año de 1744 Francisco Llopis, Maestro Herrero de la Villa de Horcajo [Forcall] en el Reyno de Valencia, y vecina a Luco, mortal sed, originada de unas tercianas, llegó a dicha Fuente, y mirando a lo alto del Peyron, vió, estava en él colocada la Imagen de N. Señora del Pilar, y encomendándose con mucho fervor a Protectora tan Soberana, bevió de dicha Fuente, ofreciendo a N. Señora, visitarla en el Peyron y hazer decir una Missa en gloria suya, en la Iglesia de Luco, como después lo executó; bevida con tanta fee el agua de dicha Fuente, se halló libre de las tercianas Francisco Llopis, y bolviendo a cumplir su promesa a Luco, dio noticia a este Pueblo del beneficio que avía recibido; causó mucha novedad el favor que oían, pues ni qué Imagen era la colocada en el Peyrón, sabían, y luego que la conocieron por su título y favor reciente, la comenazaron a venerar, y N. Señora ha proseguido en hacer Milagros y favores desde entonces. No da lugar la concissión de esta Historia para dilatarla con Panegyris de María Santíssima del Pilar, en que yo me emplearía gustoso, pero no puedo dexar de dezir una palabra, (como dizen) en su gloria y alabanza. [...] Procuró Llopis agradecido, publicar las misericordias de N. Señora, y ella, como Madre, hazer con él otra, no menor, que la passada. Padeciendo él mismo en el año de 1746, un dolor de muelas, muy intenso, bolvió a la Fuente, y a venerar a María SS. del Pilar, en su día solemne de 12 de Octubre, en su Peyrón, y aviendo bevido sus aguas con fee, sanó, y hasta el año de 1747, en que haze esta Relación, no lo ha padecido más.

Por la devoción de Llopis, y la aclamación que mereció N. Señora del Pilar, por su zelo, hizo Nuestra Señora muchos favores a varios sugetos. Bandeando una Campana de la Torre de la Parroquial de la Villa del Horcajo, un hijo de Joseph Ferrer, lo arrojó la Campana contra la pared de la Torre; quedó tan maltratado del golpe, que visitándolo el Médico, lo dexó por muerto; el devoto Llopis lo encomendó a N. Señora del Pilar de Luco, y luego, se advirtió, bolvía el creído muerto, a vivir, y llamado el Médico, dixo era Milagro; yo no quiero decir, sino que fue favor singular de María SS. del Pilar. La misma salud lograron de repente Joseph Carbó, Joseph Tallada, Cirujano, y Joseph Armengot, vecinos del Horcarjo, encomendándolos el devoto Llopis a su Patrona, y ofreciendo visitarla en su Peyrón, como lo cumplieron. En el año de 1746, Rosalía Llopis, hija de el mismo devoto, aviendo arrojado por la boca veinte y seis lombrices muy crecidas, estuvo para espirar, pero luego que su Padre ofreció a N. Señora del Pilar de Luco pesarla con trigo y ofrecerlo a esta Señora Celestial, se halló sana de repente. María Teresa Mancho, Muger de Pedro Domingo, natural de la Villa de la Iglesuela en Aragón, tenía en una mano una lupia: lavóla con la agua de la Fuente de N. Señora, por la noche, y en la mañana no halló en la mano sinó el señal de aver padecido dicha lupia, para que tuviera siempre presente el beneficio de María Santísima.

A imitación de dicho Llopis, veneraron con mucho fervor otras Personas a N. Señora en su Fuente, y lograron la salud. En el año de 1745, una Niña que tenía dislocado el cuello, se lavó en la Fuente, y de repente se halló sana. Vicenta Igual, natural de la Villa de Morella en el Reyno de Valencia, padecía una Gangrena en el brazo, y beviendo de la agua de esta Fuente, se halló tan libre de este accidente mortal que, viniendo el Cirujano a cortarlo, no halló en qué executar su medicina. En el mismo año, Josepha Espeleta, natural del Lugar de Olocao en el Reyno de Valencia y Arzobispado de Zaragoza, estando ciega, se lavó en dicha Fuente, y recobró la vista. En el mismo año, Teresa Martín, natural de Luco, e hija de Joseph y de Thomasa Xiner, cayó en el fuego, y aviendo su Madre invocado a N. Señora del Pilar, quedó sin lesión alguna. En el mismo año, Ana Antolí, hija de Joseph y de Rosa Sisques, estando parlaticada [paralítica?], con lavarse en la Fuente dicha, curó de repente. En el mismo año, Thomasa Blasco, natural de Luco, padeciendo un cáncer, se lavó en la misma Fuente y curóse. En el mismo año, una Niña, natural de la Villa de Mirambel, en las Baylías de Cantavieja, padeciendo un tumor en la pierna y queriendo el Cirujano abrirlo, lo halló curado, y preguntada la Niña a quién se havía encomendado, respondió que a N. Señora del Pilar de Luco; y el Cirujano lo tuvo por Milagro. En el mismo año, Pasquala Lamata, hija de Francisco, y natural del Mas de las Matas en Aragón, agravada de unas calenturas, se halló sana, trayéndola sus Padres agua de dicha Fuente. En el mismo año, Joseph Plana, natural de Luco, estando tullido y prostrado en la cama, instó a su Madre Josepha Pérez, lo llevara e nun Jumentillo a visitar a N. Señora den su Fuente; executóse así y, visitada N. Señora y lavado el enfermo en su Fuente, se halló sano.

En el año de 1746, Joseph Centellas, natural de Luco, adoleciendo de Itiricia, bebió en dicha Fuente y quedó sano. En el año de 1746, Juan Domingo, natural de la Villa de Iglesuela en la Baylía de Cantavieja, estando en el Lugar de Santolea, padeció un dolor cólico fuerte, veinte y quatro horas, y encomendándose a N. Señora del Pilar de Luco, logró todo el alivio que avía deseado, con la salud perfecta, y vino a visitar a N. Señora, agradecido. En el día 25 de Julio del año de 1746, Joaquina Ferrer, hija de Joseph y de Antonia Boix, natural de la Villa de Morella, en el Reyno de Valencia, tenía dislocado el cuello hasta mitad de la espalda, y viendo sus Padres, que ningún remedio la aprovecharva, la llevaron a N. Señora del Pilar de Luco, donde se lavó en su Fuente, y al bolver a su Casa, comenzó a caminar, a distancia de media legua del Peyrón de N. Señora, y quedó sana, y bolvieron a dar las gracias sus Padres a N. Señora, poco después, muy alegres y agradecidos. En el día 15 de Enero del mismo año, el dicho Joseph Ferrer, estando muy enfermo de Itiricia, encomendándose a N. Señora del Pilar y ofreciendo hazer pintar una Imagen suya y visitarla, quedó sano, y cumplió su voto; y se puede añadir, lo que él mismo dize, lleno de piedad y fervor, que una noche vió entre mucha luz una Imagen de N. Señora del Pilar, que le dixo: "Ten buen ánimo, que no morirás de este accidente", y aunque él no sabe si esto fue o no Aparición, pero en realidad logró la salud que deseava. En el año de 1747, Mossen Gabriel Viñerola, natural del Lugar de Rosell en el Reyno de Valencia, siguiendo los Estudios, se halló tan sordo, que a corta distancia no oía ni el tiro de un Fusil, y assí dexó los Estudios; pero dándole agua de la misma Fuente, que bevió con mucha fee, curó y oye bien y prosigue los Estudios que avía dexado para siempre.

La Relación concluye diziendo: "Son tantos los Milagros, que cada día obra N. Señora, que es impossible el escribirlos y dar noticia de ellos; y en realidad es assí, pues en aquel territorio, como yo he visto, todos van a esta Fuente como a una Piscina milagrosa. Quiere N. Señora calificar su Fuente y aumentar su culto en aquel dichoso Peyrón. Es verdad que Don Miguel Martín, Médico, natural de Luco, dixo que esta Fuente tenía porción de Baño, pero, aunque sea así, dar de repente la salud a tantos, no es efecto, que haze Baño alguno, si no es continuado y puesta la disposición que los Médicos dizen, y siendo Baño en parte y beviendo de ella antes los de Luco y otros Passageros, no nos han referido beneficio suyo alguno, como en estos años se experimentan y celebran; con que estos favores deben atribuirse a N. Señora del Pilar.

Viendo la piedad de Luco tantos favores de N. Señora del Pilar en su Peyrón, ha fabricado una pequeña Hermita, y depositado en ella dicho Peyrón, con la Santa Imagen, y prosigue la fábrica de otra mayor, esperando que en breve se concluirá y lo huviera estado en el año de 1748 si la necessidad y miseria del tiempo no huviera sido tanta. Mira la Puerta de esta Hermita a N. Señora del Pilar de Zaragoza; su frontispicio es garvoso, de piedra bien labrada; tiene Crucero, con media Naranja, Coro, dos Capillas, Prebyterio capaz, y su Altar Mayor se dedicará a la Santa Imagen milagrosa de N. Señora; ay dos Sacristías, y al lado de la que corresponde a la parte del Evangelio nace la Fuente, que sale encañada por la Iglesia y Plaza capaz, que ay delante de aquella, y al fin de ésta se hará Arca para dicha Fuente, con caños y dos divisiones, que servirán para bever y para bañarse; proseguirá desde la pared de la Iglesia, la de una Casa, que se hará muy capaz, y hermoseará assí el frontispicio de la Iglesia, como su Plaza, para sopedar a los que vengan a visitar a N. Señora, y quedará ésta servida de todos, con caridad y Religión. Todo esto haze la que sabe y puede hazerlo todo, la devoción de los fieles y devotos de María Santíssima del Pilar.>> (part 3, pàg.65)

<<APOLOGÍA BREVE DE LA ANTIGÜEDAD DEL TEMPLO E IMAGEN DE Ntra. Sra. DEL PILAR VENERADA YEN SU CAPILLA ANGÉLICA Y APOSTÓLICA DE LA CIUDAD DE ZARAGOZA. DESENGAÑA A UN ANONYMO, QUE ESCRIBIÓ DE LA SANTA IMAGEN DE NUESTRA SEÑOR ADE VALLIVANA, VENERADA EN LOS TÉRMINOS DE LA ANTIGUA VILA DE MORELLA, EN EL REYNO DE VALENCIA.

Es saludable la disputa devota, que varias Naciones tienen sobre la Primacía de su Ara y Templo dedicado a María Santíssima; porque essa insinúa la devoción tierna que todas professan a su Reyna y Madre Soberana. Con muchas Iglesias del Orbe podía comparar la Capilla de Nuestra Señora del Pilar; pero ahora quiero prescindir de las Iglesias dedicadas a Nuestra Señora fuera de España. [...] No es, pues, mi intención disputar la Antigüedad de Nuestra Señora del Pilar, respecto a estas Iglesias; sí , solamente, como dize el título de la que tiene Nuestra Patrona sobre otras Imágenes suyas en España. En el año 1721 se imprimió en la Ciudad de Valencia, y en la Oficina de Joseph García, un Novenario de "Nuestra Señora de Vallivana", venerada en los Términos de la Villa de Morella, en el Reyno de Valencia; es de Anonymo. En la pág.82 dice assí, copiado fielmente, hablando de la Antigüedad y Hallazgo de esta Santíssima Imagen:

Esta Santa Imagen es de los tiempos de los Santos Apóstoles, y de aquellas, (que según Flavio Dextro y su Comentador el P. vivario refieren) que de barro cocido hicieron fabricar para introducir la Fé Christiana, y la luz de ella (que ha sido siempre la Virgen María Nuestra Señora) entre las tinieblas de la Gentilidad, y la más tenebrosa perfidia de los Judíos.

Es tradición subseguida desde aquellos tiempos, que quando el Apóstol San-Tiago estuvo en Valencia, y allí dexó erigido el Santo Sepulcro de San Bartholomé, y después en Peñíscola, en el año 34 de la muerte de Christo Nuestro Señor, después de aver nombrado Obispo de la misma Ciudad de Valencia a Eugenio (según Diago, lib.4, cap.2 y el Doctíssimo Ballester, en el Cathalogo de los Arzobispos y Obispos de dicha Ciudad de Valencia) passó a Zaragoza, y por Peñíscola, y Morella; y en Morella, hallando venerada en el cerebrado Bosque de Vallivana (que dista dos leguas de la Villa) la Estatua del mentido Dios Júpiter la derribó por sus manos de aquel injusto Trono, y colocó en él, digníssimamente, la Imagen Sacrosanta de María Madre de Dios, para que fuesse venerada de los Fieles Christianos, y su seguríssima Protectora en todas sus adversidades.

Aún vivía María Santíssima en carne mortal, quando San-Tiago vino a España, y (según Diago, Amberto, Flavio Dextro, Don Mauro Castella Ferrer, Ballester, Morillo, y otros) es Antiquíssima esta Casa y Templo de Nuestra Señora de Vallivana, y fue antes que la Casa y Templo del Sagrado Pilar de Zaragoza y que la de Monserrate, que fue después por los años de 66 de la muerte de Christo Nuestro Señor.

Después, aviendo escrito el Padre Moret, de la Compañía de Jesús, los Anales del Reyno de Navarra, y la Historia de los primeros Reyes de Aragón, fortaleciendo contra Baronío la venida del Apóstol San-Tiago a España, dize: (estando al Itinerario de Antonino Pío Emperador) Que el Apóstol San Jayme vino a España luego que fue dividido el Orbe a la Predicación de los Apóstoles, y que desembarcó en un Puerto de los confines de Cathaluña y Valencia, y que entrándose tierra adentro en un Bosque, que distava del Puerto diez o doze leguas, colocó una de las Imágenes de Barro que refiere Flavio Dextro, y desde allí se passó a Zaragoza, en donde colocó el Santo Pilar, y desde allí a Valencia, el Santo Sepulcro con que se congetura qeu aviendo desembarcado el Santo Apóstol en el Mediterráneo, confines de Cathaluña y Valencia, y no hallándose otro Bosque, que el de Vallivana en la distancia dicha de diez a doze leguas, se infiere bien (quedando por assentado lo que dize el Itinerario de Antonio Pío, y siendo cierto que hizieron las Imágenes de Barro) que entonces fue la construcción o edificación de este Santo Templo.

Esto, que se ha dicho del Padre Moret y del Itinerario de Antonino Pío, no es porque yo avía visto estos Autores, porque en particular el Itinerario de Antonino Pío no se ha podido hallar, aviéndose hecho muchas diligencias, pero los Escritos del Padre Moret los ha visto Persona curiosa, fidedigna y erudita, por cuya relación refiero lo dicho.

Acabado el Imperio Romano, se prosiguió la devoción (de esta Santa Imagen) en el de los Godos, conservándose su Santo Templo con gran veneración, pero después, quando fue la pérdida universal de España, por los infelices tiempos del Rey Godo Don Rodrigo, los Christianos escondieron la Santa Imagen en la cumbre de un Monte, no lexos del Camino Real, dentro de una Gruta, en donde estuvo, hasta los años de 1232 que la Villa de Morella (con todos los Lugares de su Partido) fue conquistada por el Señor Don Blasco de Alagón, fortíssimo y experimentado Capitán de los Exércitos del Augusto y Sereníssimo Rey Don Jayme de Aragón, dicho el Conquistador, el primero de este nombre, a quien se le dio el nombre de Jayme, porque al tiempo del nacer se encendieron doze velas, cada una con el nombre de uno de los doze Apóstoles, y todas se acabaron de arder, quedando sola con luz la que estava dedicada al Apóstol San Jayme. Ya parece este vaticinio, de que este Catholico Rey y Gran Monarca avía de sacar a luz la Santíssima Imagen de la Virgen María, que dexó colocada en el dicho Monte de Vallivana el Apóstol San Jayme, Ilustríssimo Patrón de nuestra España. Hasta aquí el Anonymo.

Refiere desués el Anonymo la Aparición de Nuestra Señora de Vallivana en tiempo de nuestro Rey Don Jayme I de Aragón, y concluye haciendo memoria de varios favores, que esta Santa Imagen ha hecho a su Villa de Morella.

Don Carlos Gazulla de Ursino, en la Relación de las Fiestas que la Villa de Morella celebró a su Patrona en el año de 1738, impressa en la Ciudad de Valencia por Joseph Estevan Dolz, en el año de 1739, afirma la misma que llama "Tradición" el Anonymo copiado; pues pág.24 canta:

Quién os traxo a estos Montes, Reyna pura?
Quién os puso entre Peñas y entre Encinas?
Dandoos en Vallivana nuevo Alcázar?
Jayme vuestro Pariente, es bien, lo diga.
Venid y declarad, Apóstol Santo,
La duda, que es sin duda descidida,
Sin que a nadie vulnere antigüedades,
Y sea del que fuere la justicia.
Ya oygo, que dezís, os embarcasteis
Para España, en el Mar de Palestina;
Que por fuerza avíais de dar fondo
En el Mediterraneo, cosa es fixa.
Y assí, passando el Ebro, en los Alfaques,
Pusísteis el pie a terra, en compañía
De Basilio, (según creemos) Athanasio,
Maximo, Chrysogono; y se alista
Thesiphonte, Calocero, Cecilio,
Y en efecto, Torquato el Exorcista,
Que passandoos al Bosque de Vallivana
Os dexasteis la Perla de María.

Impúgnase todo lo dicho. El Anonymo no debe ser creído, porque cita Autores que no ha visto, como él mismo confiessa; y no le perdonamos essa sencillez, porque es razón que los buscara y viera. Nuestro Fr. Anastasio de Santa Teresa, Prólogo del Tomo 7 de la Coronica de nuestra Santa Reforma, dice: Que Historia tiene su Ethimología del Verbo Griego "Historin", que significa "ver", y por tanto se deben ver los Libros de quienes se sacan las Noticias. Aviendo dicho el Anonymo que San-Tiago vino a Vallivana, usa, como de congetura, de una noticia de el Padre Moret, afirmando que este Historiador de Navarra, en sus Anales de este Reyno, afirma fortaleciendo contra Baronio, (citando el Itinerario de Antonino Pío) que San-Tiago vino a España, y que desembarcó en un Puerto de los Confines de Cathaluña y Valencia y qu entrándose tierra adentro en un Bosque que distava del Puerto, diez o doze leguas, colocó una de las Imágenes de Barro, etc, etc.

Quiero decir a este Anonymo las Obras, que ha impresso el Padre Moret, para que, quando necessite de alguna noticia, sepa donde las ha de hallar, y no se fíe de Persona fidedigna, (como ahora dize) de quien se ha valido para publicar en el Mundo, una cosa tan falla como la dicha. El Padre Moret, pues, imprimió en Pamplona, en la Oficina de Gaspar Martínez, en el año de 1665, "Investigaciones Históricas de las Antigüedades del Reyno de Navarra". En la misma Ciudad imprimió en la Oficina de Martín Gregorio Zabala, año 1684, el Tomo I de los Anales de Navarra. El Tomo 2, en la misma Ciudad [...]. El Anonymo cita los Anales de el Padre Moret, pero sin averlos visto, como él mimso dize, pues sepa que su dezir sin citar, como debía, y sin ver los dichos Anales, me ha traído el trabajo de leer todos los Libros dichos, y en ninguno de ellos ay tal noticia, y si los ha de citar otra vez, los leerá y no se engañará; y assí, el Padre Moret no le sucedió en su Historia tal desembarco; y porque dize que el Padre Moret cita al Itinerario de Antonino Pío, digo que el Padre Moret es de los Autores más puntuales en citar Autores, pero para essa noticia, que no trae, no lo puede citar, ni cita; y por si acaso Zurita, en las Notas al dicho Itinerario hablava algo de San-Tiago venido a España, ha leído todo el Itinerario y no ay una palabra sola de semejante venida; y para que el Anonymo otra vez no se arroje a dezir Noticias sin ver al Autor, le digo que este Itinerario se halla oy en la Bibliotheca de el Señor Marqués de la Compuesta, sita en el Convento de San Ildephonso de Zaragoza, y lo hallará en el Cathálogo de los Libros de Tournes, en León de Francia [sic; Lyon?]. Assí se lo advierto para que busque los Libros y despues los lea. De esta especie de Autores assí citados tan a bulto, dixo bien Don Juan Estevan de la Torre en su Apología de la Iglesia de Santa María de Calatayud, que son Autores Duendes, peus ni se citan en el cuerpo ni en la margen de la Obra; y sin dezir otra cosa, que en los Anales de Navarra, estos Libros assí citados, son espantajos del vulgo. [...] Diré lo que de San-Tiago escribe el P. Moret. En sus Investigaciones, lib.I, cap.9, pág.163, dize: Que los Vascones, parece, no dexaron de gozar de la Predicación de San-Tiago, y que entre ellos ay algunas Memorias de el Santo Apóstol. En la Congressión Nona dize algo de la Venida de San-Tiago a España; pero nada dize allí de Valencia, ni del desembarco de el Santo Apóstol en Puerto alguno; y aunque en algunas otras partes dize algo de nuestro Patrón, pero ni una palabra dize de lo que el Anonymo pone por congetura de su Tradición.

Ya en Moret nada se halla de lo que el Anonymo le atribuye, quiero dezir lo que afirma Diago en los Anales de Valencia, tom.1, lib.4, cap.2, fol.135. Dize, pues, este Autor, que San-Tiago entró en España por Cathaluña, que es la primera Región que encuentran los que vienen de Levante, y parece, (congetura sin citar Autor alguno) que assí huvo de ser ello, pues estava en Cathaluña la famosa Ciudad de Tarragona, y (prosigue) "luego picando adelante por la Costa, embistió con los rayos de su predicación a este Reyno de Valencia, a Andalucía, etc." Pero de Morella no dize palabra, y era no poco ignorar Diago essa Tradición de Morella; doy este Autor, que parece, se arrima a lo que en Moret no se halla, porque no nos duelen essas armas, que cedemos de barato al Anonymo. Bien podía preguntar preguntar al Anonymo: Quàntas leguas ay desde Vallivana al Mar? Pero bien sabrá el Anonymo que no ay tantas.

En el núm.3 añade el Anonymo y dize: Que Flavio Dextro, Amberto, Mauro Castellà Ferrer, el Padre Murillo, y Ballester afirman que la Casa de Nuestra Señora de Vallivana es Antiquíssima. De Ballester diré después, pero de los otros Autores digo que ni hablan una palabra de Nuestra Señora de Vallivana; y admito más, que el Anonymo, en la misma afirmativa puesta en el Paréntesis, (que cerró mal) diga: Que dichos Autores afirman, "es Antiquíssima esta Casa, y Templo de Nuestra Señora de Vallivana, y fue antes que la Casa y Templo del Sagrado Pilar de Zaragoza, y que la de Monserrate, etc". Solo Flavio Dextro y Murillo hablan de Nuestra Señora del Pilar con más expressión; Pero si ambos afirman que el Templo de Nuestra Señora del Pilar es el primero dedicado a Nuestra Señora, y al menos el Padre Murillo cómo podrá apartarse de la común Tradición de Aragón? No conocía el Anonymo, que publicado una tan rara novedad, avíamos de leer con cuydado los Autores que cita, aunque solamente a bulto, y tan a bulto, como dezir, "Diago, Amberto, Flavio Dextro, etc." Y assí se citan los Autores? No vee el Anonymo que ay quien ha tenido paciencia para leer siete Tomos de Moret, y Aleson para ver si era verdad la impostura que atribuye al Padre Moret? Pues para qué escribe assí en siglo que se rebuelven los Libros? Vea el Anonymo al Padre Murillo, en su Fundación de la Capilla de Nuestra Señora del Pilar, pág.334, col.1 y 2 y pág.135, donde verá, como en su dictamen es primera la del Pilar. Y Flavio Dextro, Ann. Christi 37 llama a la Iglesia de Nuestra Señora del Pilar: "Primum Templum, vel Oratorium D. Virgini ex ejus jussu. (S. Jacobus) praesentiaque super Columnam Caesar-Augusta erexit". Y en el año 38, "Prima totius Orbis Aedes erecta B. Virgini, Casar-Augustana fuit". Y allí poco después afirma: "Post, Praesules Tarraconensis, Hispalensis, Toletanus, et alii Sacras Aedes, vel Oratoria Virgini dedicant". Mauro Castellà Ferrer, en su Defensa de la Venida y Predicación de San-Tiago en España, lib.2, cap.22, fol.82, solamente dize: que predicó San-Tiago en Valencia, que no lo negamos; pero nada más. Lib.1, cap.23, fol.83 dize que la más venerada Tradición es la Nuestra Señora del Pilar. Fol.85. Que Nuestra Señora del Pilar fue la primera. Fol.86 habla de otras Imágenes de Nuestra Señora del Pilar fue la primera. Fol.86. habla de otras Imágenes de Nuestra Señora; pero de la de Vallivana nada dize; y assí es clara y probada impostura, la que imputa el Anonymo a Castellà Ferrer, oriundo de Valencia, y que deseó honrar a su Reyno, en sus Escritos, como era razón, y el mísmo significa en su gratitud.

Bien sé que en los años primeros de esta Centuria fueron unos Eclesiásticos de la Villa de Morella a la Bibliotheca Real de la Corte de Madrid y preguntaron a un Bibliothecario por los Autores que, parece ,favorecían a su Tradición de aver colocado San-Tiago la Imagen de Nuestra Señora de Vallivana en su Santuario, antes que la del Pilar; y les respondió que muchos de aquellos Autores eran supuestos, y el primero es, (en opinión del mismo Bibliothecario Don Juan de Ferreras) Dextro; pero, aunque este Autor se debe seguir en algunas cosas, como está desfenfido por Don Rodrigo Caro, no se puede citar en favor de la Tradición de Morella; porque Dextro, (como queda dicho) defiende y afirma que en la primera Iglesia dedicada a Nuestra Señora en España, y aún (en su dictamen) en el Mundo, es la de Nuestra Señora del Pilar. Esto añado, porque se sepa, que algunos de Morella ya han hecho algunas diligencias de buscar Autores que apoyen su Tradición, pero no los han hallado. Ahora diré lo que afirma Ballester a cerca de la Venida y Predicación de San-Tiago en Valencia.

En los demás, que cita este Anonymo, como Ballester, en el Cathalogo de los Obispos de Valencia, no se halla, sino lo que dizen todos, y es, que Eugenio fue elegido Obispo de Valencia, y lo mismo afirman varios Autores que hablan de los Discípulos de San-Tiago, pero de Vallivana, ni una palabra.

Impugnadas las Proposiciones incidentes, y como accessorias, iré a la principal, que núm.1 dize y afirma: "Es Tradición subseguida desde aquellos tiempos, que San-Tiago colocó en Vallivana la Imagen de Nuestra Señora, y después passó a Zaragoza, y erigió su Templo de Nuestra Señora del Pilar". Esta es, en suma, la Proposición de el Anonymo, para deshazer la Antigüedad de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza. Y antes de su impugnación, digo, que la mayor excelencia del Templo de Ntra. Señora del Pilar, no está en la Antigüedad verdadera, que tiene sobre todos los demás consagrados a Ntra. Señora, sino en aver venido en Persona María Santíssima a señalar el sitio del Templo, y su Fábrica, y aver traído consigo la Santíssima Imagen que oy adoramos sobre su Sacratíssimo Pilar, traído de lo Alto, (esto es, por orden de Christo Nuestro Señor) por los Santos Ángeles, para Trono de Ntra. Señora; pero se la debe también la excelencia de su mayor Antigüedad sobre todas las de España, al menos. "A la Antigüedad se ha de perdonar el que mezclando las cosas humanas con las Divinas, haga más soberanos los orígenes de las Repúblicas", (dezía Livio, Praef. Histor.) "Datur haec venia Antiquitati, ut mscendo humana Divinis, primordia rbium augustiora faciat". Pero en las cosas Sagradas no se perdona essa licencia; porque afirmar que aquella Imagen de Ntra. Señora es pintada o formada por San Lucas, y que fue colocada por San-Tiago, y cosas semejantes, no siendo verdad, induce error deplorable en la Iglesia, y en la Historia, y es perjudicial a las verdaderas Tradiciones. Y si se concediera esta licencia, con la piedad se llegará a confundir la verdad y aumentar la falsedad. Dixo bien el Padre Joseph Moret, (investig. Historic. lib.1, cap.3, pág.66) "Si una opinión errada, con el curso del tiempo llega a hazer corriente, y augmentando el caudal con el que la contribuyen los pareceres de otros que en ella entran como aguas, abre madre: es empressa difícil el enderezarla el curso, como quiera que pocos ingenios nacen superiores a los vicios de la educación, y ni aún a dudar llegan de la verdad de las noticias primeras, con que se criaron". Esta ruina sucedería contra la verdad de la Primacía de Ntra. Señora del Pilar, si dexáramos abrir madre a aquella falsedad tan notoria; y assí, para que ni nuestro silencio la apruebe, dissimulándola, se debe impugnar.

Es mucho, que leyendo el Anonymo en su Jacobo Prades, (en su Adoración de las Imágenes) y en otros Valencianos, la dichosa Primacía del Angélico Templo del Pilar, se aya atrevido, sin guía ni Autor alguno, a hazerla frente, y con la máscara de Anonymo; [...]

Yo supongo que el Anoymo avria leído alguno de los innumerables defensores de la Venida de San-Tiago a España; pues sus Libros son tantos, que se vienen a las manos, aún de los Niños que aprenden a leer en ellos. Pues no ha visto en todos ellos, como gloria singular Mariana de nuestro Apóstol, aquel primer Templo Angélico? [...] Están en favor de la Primacía Mariana del Templo del Pilar, quantos Autores han escrito de la Venida de San-Tiago a España; pues estos, todos han venido a saludar a este Templo, y quantos han escrito, o Historia o Apología el mismo Templo, Numerarlos es impossible, porque de unos y otros se han formado dilatados Catálogos. Veanse Don Mauro Castellà Ferrer, Erze Ximenez, Calderon, y otros, que en este siglo han defendido el Templo de Nuestra Señora del Pilar, y por todos dexo aquí la Autoridad de N. Fr. Francisco de Jesús y Jodar (en el Libro citado, discurs. I, pag.18) que dize, hablando de la Tradición de la Venida de San-Tiago: "Esto mismo, que aquí pide, hallamos aquí en las dos Iglesias de Zaragoza y Braga. Porque aquella permanece constante, como lo ha estado siempre, en la Tradición propia, de aver sido fundada por el mismo Apóstol San-Tiago, quando estuvo en España, siendo ella la Primera de todas las del Mundo, que se dedicaron a la Virgen Santíssima. Jamás ha reconocido otro principio, o diferente, o menos antiguo, ni hasta ahora se ha atrevido nadie a negarle este, vista la fuerza y firmeza que tiene adquiridas con tanta antigüedad, la fee de esta Tradición." Nota, como dice el Autor, con el dictámen de otros, que la Iglesia del Pilar no reconoce principio menos antiguo; y al mismo tiempo, se advierta, que la Capilla Angélica no niega que San-Tiago predicó antes en Granada, Asturias y Galicia, porque es verdad ser assí; pero siempre niega que San-Tiago aya erigido antes que en ella, Altar a Nuestra Señora, y más después de publicada la Revelación de la V. Madre de Jesús y Agreda. De aver aparecido Nuestra Señora a San-Tiago en Granada, no la quita essa Primacía; pero no puede concederla la del culto de Nuestra Señora: porque en Granada apareció Nuestra Señora a San-Tiago, pero éste no la erigió Ara. [...]

El Padre Narciso Camos, para escribir su Jardín de María Santíssima en Cathaluña, tratando de las Imágenes Aparecidas, Halladas y Milagrosas de los Obispados de Cathaluña, peregrinó por los mismos, y no obstante, ni haze memoria de Nuestra Señora de Vallivana. Mas haze memoria de todas las Parroquiales, Conventos y Capillas dedicadas a Nuestra Señora, y no dixo palabra de Nuestra Señora de Vallivana; luego es señal que el afirmar esta Tradición es posterior, y de nadie afirmado. [...]

Toda Esapaña conserva la Tradición de aver predicado San-Tiago antes en Andalucía, Asturias y Galicia, y que después vino a predicar a Zaragoza, donde colocó en su Ara la Imagen de Nuestra Señora del Pilar; luego, dezir que San-Tiago, desde Morella, donde primero aportó, vino a Zaragoza, es novedad falsa y contra la tradición de toda España y sus Autores. Se confirma y expica más esta razón: Según el Anonymo se explica y arrima congeturas a su Tradición, de aver San-Tiago colocado la Imagen de Nuestra Señora en Vallivana, parece, que en esse dictamen, entró San-Tiago en la Celtiberia y España menor, por Morella, y hechas otras obras de su Apostólico Ministerio en Peñíscola y Valencia, después vino a Zaragoza. Esto último es falso, porque la Tradición de toda España afirma que el Santo Apóstol vino a Zaragoza después de predicar en la España Mayor (donde están aquellos Reynos), luego es falsa dicha Tradición. Se explica más: Si es verdad que San-Tiago vino a Vallivana y después a Zaragoza, conservando varias Iglesias célebres de Andalucía, las Castillas y Galicia, la Tradición que San-Tiago predició en ellas y fundó muchas de ellas. [...; i continua donant més i més arguments, com veiem, ben indignat amb la publicació d'aquest Anònim.]>> (part 3, pàg.171-180)

[FACI, Fr. Roque Alberto (1739): Aragon. Reyno de Christo y Dote de Maria Santissima. Tomo I (parts 1 i 2). En la Oficina de Joseph Fort, enfrente del Colegio de S. Vicente Ferrer. Zaragoza.]  books.google.es

[FACI, Fr. Roque Alberto (1750): Aragon. Reyno de Christo y Dote de Maria Santissima. Tomo II (parts 3 i 4). Imprenta de Francisco Moreno. Zaragoza.]  books.google.es


 

www.portell.tk  -  portellweb@yahoo.es

Recopilació bibliogràfica i transcripcions de Jacint Cerdà